• English
  • Español
[gtranslate]
e
Reach us

La cera de los oídos puede proporcionar pistas sobre el estrés que algún día podrían dar pistas sobre la ansiedad y la depresión: estudio

La cera de los oídos contiene la hormona del estrés cortisol, que podría utilizarse para ayudar a diagnosticar problemas de salud mental, según un nuevo estudio.

Investigadores del Instituto de Neurociencia Cognitiva del University College de Londres descubrieron que las secreciones oleosas que rodean el conducto auditivo contienen suficiente cantidad de la hormona del estrés para ayudar a diagnosticar la depresión y otros trastornos psiquiátricos, según el Dr. Andrés Herane-Vives, que dirigió un estudio publicado en la revista Heliyon.

En el estudio, 37 personas entregaron muestras de su cerumen a investigadores del Reino Unido, Chile y Alemania, informó The Guardian. También se obtuvieron muestras de pelo y sangre, con el fin de comparar distintos métodos de obtención de cortisol.

Los investigadores contaron con la ayuda de un nuevo dispositivo inventado por ellos: una especie de bastoncillo de algodón diseñado para extenderse lo suficiente dentro del oído como para recoger la cera, pero evitando dañar el tímpano, según The Guardian.

«La toma de muestras de cortisol es notoriamente difícil, ya que los niveles de la hormona pueden fluctuar, por lo que una muestra podría no ser un reflejo exacto de los niveles crónicos de cortisol de una persona», declaró a The Guardian Herane-Vives, psiquiatra del Instituto de Neurociencia Cognitiva. «Además, los propios métodos de muestreo pueden inducir estrés e influir en los resultados. Pero los niveles de cortisol en el cerumen parecen ser más estables y, con nuestro nuevo dispositivo, es fácil tomar una muestra y analizarla de forma rápida, barata y eficaz.»

El cortisol es la tristemente célebre hormona de la «lucha o huida», la que da la voz de alarma en situaciones de estrés. Cuando el interruptor que la libera no se apaga, se cronifica y aparecen los problemas de salud.

«La activación a largo plazo del sistema de respuesta al estrés y la consiguiente sobreexposición al cortisol y otras hormonas del estrés pueden alterar casi todos los procesos corporales», afirma la Clínica Mayo en su página web. Esto aumenta el riesgo no sólo de ansiedad y depresión, sino también de problemas digestivos, dolores de cabeza, cardiopatías, problemas para dormir, aumento de peso y trastornos de la memoria y la concentración.

Sin embargo, se desconoce el papel exacto del cortisol en trastornos como la ansiedad y la depresión. El objetivo de Herane-Vives es llegar al fondo de este rompecabezas y utilizar estas mediciones como herramienta para determinar el tratamiento adecuado, según declaró a BBC News. Por un lado, podría ayudar a informar a los profesionales de la salud mental sobre quiénes tienen más probabilidades de beneficiarse de los antidepresivos.

También espera poder ampliar en algún momento la capacidad de diagnóstico del estudio del cerumen para buscar indicios de otras afecciones, desde el control de la diabetes hasta la detección de nuevos anticuerpos contra coronavirus, según declaró a BBC News.

La correlación no carece de precedentes. Se ha demostrado que el cerumen de las ballenas registra los niveles de estrés de los mamíferos marinos a lo largo de su vida, según Smithsonian.

Deja un comentario

Buscar en

Categorías

Popular Post

Suscríbase

Suscríbase para recibir las últimas noticias y artículos en su bandeja de entrada.